martes, 25 de febrero de 2014

ATADA

Atada a tu recuerdo tan lejano,
A tu cuerpo, a tu risa y a tu alma
Se pasean mis deseos en el cenit y la alborada
Y se asoma a mis oscuras pupilas la nostalgia
Esa que se esconde quedamente y agazapa
En los escondrijos más recónditos de mi alma
Y me sorprende cuando fuerte así reclama
Todo mi espacio, mi conciencia, mi atención
Trayendo a la memoria nuestro amor
Ese que parece se diluye y se escapa
Quedando en el pasado lo mejor…
Atada a tu recuerdo esplendoroso
La imagen de un amante cariñoso
Devoto a su grácil princesa amada
A la mujer que le apasiona y le arrebata
Y le sumerge en un profundo pozo
De pasiones, sensaciones e inefable gozo
Que le estremece, emociona y el alma mece
Entre antiguas sibilantes nanas entonadas
En el lecho de un amor que decrece…








Atada a tu recuerdo tan amado
Me apego a tu cuerpo mozo
Rogando que se congele el tiempo
Y me permita retenerte aquí a mi lado
Atada a tu recuerdo…
Encadenada a tu recuerdo…
transcurren las horas trasnochadas,
los minutos, los segundos y tu amada
se desvanece entre las brumas subyugada
al embrujo de tu amor y de tu cuerpo.

C.L.Feliciano

1 comentario:

Life dijo...

Me encanta

Gracias

X